BREVE HISTORIA DE LA DIÓCESIS DE RIOHACHA

Perteneciendo el territorio Guajiro al Departamento del Magdalena, en el año 1867 es nombrado Vicario Apostólico de Santa Marta Monseñor José Romero, quien recibe la consagración episcopal en la habana a donde había sido desterrado. Unos meses después de su consagración se le autoriza el retorno a su patria.
Entre sus preocupaciones y planes pastorales al regresar a Colombia, ocupa un lugar destacado la restauración de las antiguas misiones de su Diócesis.
En 1868 creó la denominada “misión diocesana” para la civilización de los goajiros, confiándola al Clero Diocesano y nombrando al frente de la misma al Padre Rafael Celedón, quien más tarde sería su sucesor en el obispado de Santa Marta.
 La misión diocesana, por falta de recursos económicos y humanos, se extinguió en 1873.
El 11 de diciembre de 1885 a través de carta, Monseñor Romero pide al Padre General de los Capuchinos “cinco o seis” padres para que se establezcan en medio de un pueblo de “aborígenes, que si bien, están bautizados, no están suficientemente instruidos mucho menos asistidos de celosos operarios del Evangelio”.
El Padre Joaquín de Llevaneras responde a Mons. Romero en estos términos: “Queriendo cooperar en cuanto esté de mi parte a los designios de la Divina Providencia en esas remotas tierras, a mejor gloria de Dios y honor de la Divina Pastora de las almas de estos Colombianos, esta provincia (Sagrado Corazón de España), hace el sacrificio y responde a V.S.I. con un Ecce ego, mitte me; están a su disposición seis misioneros”.
El 4 de Octubre de 1887 son elegidos los primeros religiosos para inaugurar la misión de la goajira: P. José de Valdeviejas; P. Carlos de Antigüedad; P. Esteban de uterga;  fr. José de castroverde; Fr. Miguel de Audicana; Fr. Buenaventura de Villapún.
Estos misioneros llegaron  a la Guajira el 17 de Enero de 1888 y empezaron su labor apostólica en el territorio demarcado para ello por Mons. Romero.
Poco después le sucede en el Gobierno de la Diócesis Monseñor Rafael Celedón, Guajiro, de San Juan del Cesar, que como es natural se preocupó de manera especial por establecer en el territorio Guajiro un Vicariato para mejor atención de los fieles.
Monseñor Celedón  murió el 10 de Diciembre de 1902 y le sucede en el gobierno de la Diócesis, Monseñor Francisco Simón y Ródenas, consagrado Obispo el 20 de Octubre de 1904, en el Pontificado de S.S. San Pío X.
A monseñor Romero le sucede el siervo de Dios Excmo. Señor Francisco Simón y Ródenas de la Orihuela, consagrado el 30 de Octubre de 1904 en el Pontificado de San Pío X.

La Guajira está lista para constituirse en Iglesia Particular, dados los buenos oficios de los frailes Capuchinos de la Provincia de España, es así como el 17 de Enero de 1905 se da a luz el decreto Pontificio de creación del Vicariato especial de La Guajira, Sierra Nevada y Motilones, para el cual se nombra como primer Vicario sin carácter episcopal a FR. ATANASIO VICENTE SOLER Y ROYO con fecha 31 de Julio de 1905.

Agregadas a este Vicariato las provincias de Padilla y Valledupar en Breve del 31 de Diciembre de 1906, el Papa San Pío X preconiza como Obispo Titular de citariza y Vicario Apostólico de la Guajira Sierra Nevada y Motilones al Excelentísimo Señor ATANASIO VICENTE SOLER Y ROYO, quien es consagrado en Bogotá el 19 de Marzo de 1907, muere en 1930.

En 1932 es nombrado por el Papa PIO XI el Excelentísimo Señor BIENVENIDO ALCAIDE Y BUESO, quien gobierna el Vicariato hasta su muerte en 1944

 

Excelentísimo Señor VICENTE ROIG Y VILLALBA,    1945 hasta el 4 de diciembre de 1952, año en el cual el Papa Pío XII por medio de la Bula "GRAVI ILLA" divide el Vicariato Especial en dos (2) Vicariatos Apostólicos: Riohacha y Valledupar.

 

El primer Vicario Apostólico de Riohacha fue el Excelentísimo Señor EUSEBIO SÉPTIMO MARI preconizado obispo por su santidad Pío XII.  Ordenado el 1 de mayo de 1954, tomó posesión el 4 de julio del mismo año.  Murió el 21 de diciembre de 1965.

 

Excelentísimo Señor LIVIO REGINALDO FISCHIONE, elegido por el Papa Paulo VI, es ordenado Obispo el 12 de diciembre de 1966.  Su renuncia al gobierno pastoral del Vicariato se hizo efectiva  el 13 de octubre de 1988.

 

Creada la Diócesis de Riohacha por medio de la Bula "Quoniam ut plane constat”, el 16 de julio de 1988, el Papa Juan Pablo II, nombra como su primer Obispo al Excelentísimo Señor JAIRO JARAMILLO MONSALVE hasta ese momento Párroco de la Catedral y Vicario General de la Diócesis de Sonsón- Rionegro. Consagrado Obispo el 9 de septiembre de 1988, toma posesión de la Diócesis el 14 de octubre del mismo año. Nombrado por el Papa Juan Pablo II para la Diócesis de Santa Rosa de Osos en Antioquia, Monseñor Jaramillo deja la Diócesis de Riohacha el 13 de julio de 1995.

 

El Colegio de Consultores, nombra como Administrador Diocesano al Reverendo Padre MARCELO GRAZIOSI, quien administra la Diócesis desde el 21 de julio de 1995 hasta el 26 de septiembre de 1996.

 

El 16 de julio de 1996, el Papa Juan Pablo II nombra como Obispo para la Diócesis de Riohacha al Excelentísimo Señor GILBERTO JIMÉNEZ NARVÁEZ. Ordenado Obispo el 7 de septiembre de 1996, toma posesión de la Diócesis el 27 de septiembre del mismo año.

 

Teniendo Monseñor JIMÉNEZ NARVÁEZ que ausentarse de la Diócesis por motivos de salud, el Santo Padre nombra como Administrador Apostólico Sede Plena "Ad Nutum Sanctae Sedis" al Excelentísimo Señor RUBÉN SALAZAR GÓMEZ, Arzobispo de Barranquilla.

 

El 8 de marzo de 2001, es nombrado como tercer obispo de la Diócesis, el Excelentísimo Monseñor ARMANDO LARIOS JIMÉNEZ, hasta entonces Obispo de Magangué. Toma posesión el 26 de abril de 2001. Por motivos de salud, Monseñor Larios debe renunciar al gobierno pastoral de la Diócesis, renuncia que le es aceptada en Junio de 2004.  El Santo Padre Juan pablo II, nombra como Administrador Apostólico Sede Vacante, al Excmo. Monseñor Rubén Salazar Gómez.

 

El 13 de Mayo de 2005, el Santo Padre Benedicto XVI nombra como cuarto Obispo de la Diócesis de Riohacha, al Excelentísimo Monseñor HÉCTOR SALAH ZULETA, hasta ese entonces Obispo de Girardota;   el 2 de julio de 2005 toma posesión de la Diócesis